Experto: desocupar zonas vulnerables es impostergable

En República Dominicana es urgente y obligatorio desocupar de forma definitiva las zonas vulnerables a las inundaciones y reubicar cuanto antes a sus habitantes en lugares seguros, advirtió ayer el geólogo y ambientalista Osiris de León.

“Más temprano que tarde tenemos, como sociedad, que enfrentar el problema porque nos sale más barato enfrentarlo ahora. Esta es la única forma de que podamos dormir tranquilos, tanto el Gobierno, como las autoridades locales y los ciudadanos”, enfatizó el experto.

De León planteó que es necesario tomar las medidas ahora porque cada vez los fenómenos hidrometeorológicos son más frecuentes y potentes debido al cambio climático. Agregó que esto generará múltiples beneficios al Estado.

“La inversión que haga el Gobierno tendrá una alta tasa interna de retorno desde el punto de vista social, ambiental y económico porque cada vez que esas zonas se inundan tiene que buscar miles de millones de pesos para resolver los problemas”, precisó el experto.

En los últimos días ha quedado demostrado que cuando ocurren eventos de importancia, como el impacto reciente de los huracanes Irma y María, el Estado tiene que hacer un despliegue de personal y de recursos para ir en auxilio de las personas que habitan en zonas vulnerables.

“Mientras el Gobierno no las deshabite, esas zonas van a estar multiplicándose en términos habitacionales y cada día la demanda de dinero para socorrer a las personas afectadas va a ser mayor”, insistió De León.

Inversión El experto sugirió que el Estado debe hacer las inversiones ahora para reubicar a esos ciudadanos en lugares seguros aunque sea buscando la cooperación de organismos internacionales, como el Banco Mundial o el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para que no tenga que “ir corriendo a reubicarlos cada vez que llueve”.

“Eso se repite porque no hemos hecho nada en los últimos 30 años que no sea sacar a la gente cuando está inundada y volver a llevarla después que baja la inundación”, manifestó el experto. De León refirió que el proyecto la Nueva Barquita, mediante el cual el Gobierno sacó a cientos de residentes de los márgenes del río Ozama, es una medida que se debe continuar.