IDENTIFICACIÓN DE LOS INMUEBLES - DESIGNACIÓN CATASTRAL

Al igual que las personas, que contamos con uno, dos o tres nombres, y uno o dos apellidos, rara vez tres; los inmuebles tienen también sus nombres propios, ese nombre es el que llamamos técnicamente Designación Catastral.

Así mismo, el número de cédula con que cuentan las personas, para los inmuebles es el número de Certificado de Título o de Matrícula. Esta última es la que se utiliza actualmente para identificar el registro.

A todo lo largo del registro inmobiliario, han existido distintas formas de identificar los inmuebles.

Antes, un ejemplo de la forma de identificar los inmuebles, y tomando de partida lo mencionado anteriormente:

  • María tiene tres hijos a Pedro, Carmen y Estela; sus nombres serán María-Pedro, María-Carmen y María-Estela.

  • María-Pedro, tiene dos hijos, José y Juan; los mismos se identificarán como María-Pedro-José y María-Pedro-Juan

  • María-Carmen, tiene tres hijos, Rosario, Martín y Juana; los mismos se identificarán como María-Carmen-Rosario, María-Carmen-Martín y María-Carmen-Juana

Cuando un inmueble era registrado por primera vez, producto de un proceso de Saneamiento, el mismo se identificaba con un número, o el nombre de origen del mismo.

En la medida que se realizaban trabajos dentro de ese inmueble, se iban derivando otras identificaciones, manteniendo siempre su origen, y alternando según el proceso entre letras y números.

Por ejemplo, se realiza el saneamiento de la parcela 1; cuando se subdividía esta parcela, sus hijas, se identificaban como 1-A, 1-B, 1-C, etc., y así sucesivamente, dependiendo de la cantidad que resultaba.