IMPUESTO AL PATRIMONIO INMOBILIARIO - IPI

El Impuesto al Patrimonio Inmobiliario (IPI) tiene su origen en la Ley No. 18-88 sobre el Impuesto de la Vivienda Suntuaria y Solares Urbanos No Edificados, modificada por la Ley No. 253-12 para el fortalecimiento de la capacidad recaudatoria del estado para la sostenibilidad fiscal y el desarrollo sostenible.

En ésta última modificación se establece un impuesto del uno por ciento (1%) anual, sobre el patrimonio inmobiliario total de las personas físicas, cuyo valor exceda el monto establecido ajustado anualmente.

El patrimonio inmobiliario representa el valor total (terreno y edificaciones), de todas las propiedades inmobiliarias de una persona física, conforme a los valores de la Dirección General de Impuestos Internos y la Dirección General del Catastro Nacional.

A la entrada en vigor de la Ley No. 253-12 el monto exento de este impuesto era de RD$6,500,000.00. Producto de la inflación el monto varía anualmente, y para este año 2018, el monto exento de pago del Impuesto al Patrimonio Inmobiliario es de RD$7,138,384.80.

En términos prácticos, este impuesto grava el patrimonio inmobiliario que exceda el monto que establece anualmente la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) para este concepto.