Concepto 2+1 en Alquileres


Con frecuencia en las propiedades de alquileres, hemos tenido la experiencia de que el “buscón” inmobiliario (no realmente agente inmobiliario), que gestiona el alquiler, nos indica como requisito el famoso 2+1.

En la práctica informal, el 2+1 representa dos (2) meses de depósito (mínimo), que puede variar según las condiciones del prospecto inquilino, y Un (1) mes de comisión, que lamentablemente le cargan al “bolsillo” del inquilino, que pierde dicha suma y, en la mayoría de los casos no le dejan constancia del pago de la comisión.

Esta acción que describimos anteriormente, se considera una mala práctica inmobiliaria, ya que los honorarios del agente inmobiliario deben ser cubiertos por el propietario del inmueble, ya que es la persona que solicita los servicios.

Entonces, ¿cómo se comprende el 2+1?

En el ejercicio profesional correcto, los depósitos son una garantía para el propietario del inmueble, en caso de daños a la propiedad alquilada/rentada, lo más común es que sean dos (2) depósitos, y UN (1) MES POR ADELANTADO.

Este mes por adelantado, representa el pago de los honorarios del agente inmobiliario, que no afecta al inquilino, y el propietario de igual manera al mes siguiente percibe su pago acordado.